opcion 1.jpg
Obtar a entrar en la Escuela Myspyral

Bienvenida

Durante muchos años han tratado por todos los medios de que la mayoría de la población no tuviera el conocimiento que la Astrología nos facilita.

 

Y creeme que lo entiendo. Si encontraras un pozo lleno de petróleo se lo dirías a todo el mundo? Seguramente no.. Pero por qué?

 

Porque el petróleo vale dinero y si tienes dinero tienes poder. Así de sencillo.

 

La Astrología es una herramienta muy poderosa tanto a nivel personal como a nivel profesional. Tan poderosa que se quemaba en la hoguera a las personas que la usaban…

 

Tan poderosa que cada vez más empresas la incluyen en su estrategia. Para entender los ciclos de su facturación, para preparar lanzamientos e incluso para formar equipos de trabajo.

¿Te imaginas que te descartaran de una entrevista por ser luna en Aries? Aunque te parezca difícil de creer, ya está pasando.

 

La Astrología no únicamente ha vuelto para quedarse si no que está aquí para que aprendamos a observar que no es más que la mejor herramienta que tenemos de la increíble combinación de los ciclos de este mundo.

Eugenio Carutti solía decir que la Astrología está más cercana de ser la ciencia de los cielos que la de los astros. Cuanta razón.

 

Hemos perdido mucho tiempo poniendo el foco en el afuera, creando dioses o temiendo a  nuestro destino. Es momento de entender que este lenguaje habla de nosotros. De nuestro inconsciente colectivo, de nuestros patrones, nuestras historias y nuestros ciclos.

Mi misión es que utilices esta herramienta como lo que es: Un mapa.

 

Un mapa que si sabes leerlo puedes dejar de remar a contracorriente y alzar las velas hacia la dirección del viento. Pero el mapa en sí no va a dirigir el barco, solo te indicará hacia donde sopla el viento.

 

Así de sencillo es: tener un mapa es tener más poder que si no lo tienes.

 

Muchos de los que miraban el mapa no querían que tuvieras el tuyo. Han intentado reducir este lenguaje a descripciones de revistas o programas de TV de altas horas de la noche. Pero eso ya forma parte del pasado.

 

Estás aquí para empoderarte y alcanzar esa vida que sabes que deseas. Solo necesitas saber hacia donde sopla el viento.

Por eso he abierto la Escuela Myspyra. 

 

No es un curso de Astrología, no es una escuela de Astrólogos ni tampoco un programa de crecimiento personal.

 

Es un espacio de integración holística de esta herramienta para alcanzar la vida que deseas.

 

Estoy convencido que la figura del Astrólogo terminará por desaparecer en los próximos años. Forma parte del pasado la idea de que un señor con barba que vivie arriba de una montaña tenga el conocimiento que iluminara mi vida.

 

Sí, así fue por mucho tiempo. Cuando estos grandes sabios eran perseguidos y la mayoría de la población era inalfabeta. 

Ahora todos tenemos la capacidad de entender los ciclos de esta experiencia. No necesitas a un Astrólogo que te diga que paso dar en cada momento. Necesitas ver en tu vida cómo funciona tu mecanismo lunar o cómo perciben los demás tu ascendente cuando entras a un espacio.

 

Quieres verlo. Quieres saber cómo jugar a este juego.

 

Por eso cada vez tiene menos sentido para mí el concepto de lectura de carta natal. Es una idea arrastrada por generaciones para intentar explicar (muchas veces en tan solo una hora) todo el código natal de un ser.

 

Cuando conociamos unas 30 personas de media y nuestra decisión vital de vida era si  nos casábamos con Manuela o Fernanza, pues quizás si funcionara pero hoy en día no.

 

Cambiamos constantemente. Estamos expuestos a múltiples estímulos. No tiene sentido que alguien me hable en una sesión sobre todo mi recorrido de vida. Realmente es imposible. Ayudara, está claro. Pero se queda muy lejos de generar una transformación en mi vida.

 

Por eso creo firmemente que el astrólogo debe de adaptarse a esta situación y entender que ahora es más bien un maestro o un guía.

Esa es mi función: Que empieces a ver, paso a paso, la astrología en tu vida. Que la encarnes en tu cuerpo. Que la sabores en tus sentidos. Que la vivas en tus vinculos.

 

No quiero que creas nada simplemente porque google dice que es así. Quiero que empieces a ver los hilos invisibles que hasta ahora estabas pasando por alto.

 

No te voy a engañar, es un proceso que conlleva tiempo, incomodidad y desapego.

 

¿Por qué?

 

Porque hay algunas cosas que simplemente prefieres no ver. 

 

Hay una parte de ti que seguramente quiere seguir dando vueltas a la rueda del hamster aun sabiendo que es una rueda que puedes parar cuando quieras.

 

Estás dispuesto a parar?

La Escuela Myspyral no es para todo el mundo. Trabajamos con expertos en el crecimiento personal y creemos que los grupos reducidos son la clave para poder dedicarle el tiempo necesario a cada persona.

 

Por eso hay varios filtros antes de entrar en la Escuela.

 

Cuando empiezas a entender el mapa te das cuenta de la importancia que tiene el vínculo en nuestra vida. Los hilos que te comentaba generar unas redes u otros dependiendo de nuestro entorno.

 

Y únicamente a través del vínculo es como podemos entendernos de forma completa.

 

Por eso es tan importante la inteligencia colectiva que creamos en la Escuela Myspyral. 

 

Se crea una familia de crecimiento donde uno puede trabajar a través de las proyecciones que vivimos. 

 

En los retiros esto se potencia x300 ya que se suma el contacto corporal que nos lleva a lugares aún más profundos.

 

Es para ti si:

 

Si quieres aprender Astrología puedes trabajar como coach, terapeuta o astrólogo.

Si buscas una transformación personal que te dirija a la realidad que deseas.

Si quieres conocer esta herramienta para potenciar tu emprendimiento.

 

Disclaimer: En cualquiera de los casos, primero vas a tener que transformarse tú para poder ayudar a otros o a tu propio negocio. 

 

Por eso de nada vale que leemos cientos de libros, vayamos a consultas o hagamos cursos y talles de 50 personas donde nos anestesian con múltiples conocimientos.

 

De nada vale si no lo ves en tu cuerpo, en tus vínculos y tu entorno.

 

Necesitas que la astrología pase a través de ti primero. 

Necesitas que te empodere.

 

Confía que estás en el lugar ideal para hacerlo.